” Y su sueño, lo hice mío ”
No puedo decir como muchos voladores, que volar fuese mi sueño de toda la vida, lo veía tan lejano… como algo inalcanzable solo para unos pocos privilegiados pero sobre todo locos ;P, un buen día descubrí que en el cielo me sentía a gusto y que era más valiente de lo que pensaba pero tuvo que ser alguien muy importante para mí, la que con su ausencia me diera valor para lanzarme y querer cumplir sus sueños de volar. Fue el día de su cumpleaños, el día que decidí comenzar con lo que bauticé como su regalo ; corrí con un ala delta por la playa, sintiendo en mis manos y en mi cuerpo que aquello podía llevarme hasta el cielo, algo se movió dentro y entonces descubrí que en realidad el regalo era de ella hacia mí y así sus sueños los hice míos.
Pero un día sin saber ni como, un fallo y el miedo entro en mí, ya no fui capaz de volver a despegar, pero ni la frustración, ni los golpes podían ya con mis ganas y mi ilusión .Entonces un viaje, una oportunidad, un vuelo junto a un HombreAve lleno de energía positiva me ayudaron a dejar caer de mis bolsillos los temores que me frenaban.
Confianza, seguridad y correr hacia el cielo con ilusión esa fue la medicina para mí. Despegar los pies del suelo, dando un salto a un espacio mágico lleno de sensaciones nuevas, creo que es lo más bonito que he hecho en toda mi vida hasta ahora.
Sentí bajo mis pies como terminaba el suelo y empezaba el cielo, una gran sonrisa de satisfacción, sensación de paz y un pensamiento “yo me quedo a vivir aquí arriba”
Ante mis ojos imágenes llenas de hermosos rincones de la naturaleza, que solo los ojos de los pájaros pueden ver. Me enamoré más si cabe del aire, del viento, de la montaña, de los colores, la luz, las formas y de la combinación de la dulzura y la paz con la emoción y la adrenalina de volar.
Ahora analizando está experiencia y todo lo vivido desde que llegué al mundo de vuelo libre, me viene a la cabeza lo orgullosa que estoy de rodearme de gente con tantas ganas de vivir con valentía y las ganas que tengo yo de subir al cielo de nuevo, dibujar yo misma con mi ala, mis sonrisas en el aire.
GRACIAS Patxiku GRAN AVE LLENA DE POSITIVIDAD Y ALEGRIA, gran amante del vuelo y cuidador de los voladores y ahora por suerte para mí también GRAN AMIGO,GRACIAS por guiarme otra vez hacia mi senda de vuelo…

Roxy